les lupas

Les Lupas

La historia de estos cuatro elementos comienza en los sótanos de una conocida óptica logroñesa, donde eran utilizados como cobayas en los nuevos lanzamientos de gafas y demás. Un día, un empleado con contrato basura olvidó cerrar el candado del sótano y escaparon corriendo sin rumbo por la Gran Vía hasta esconderse en una tienda de instrumentos musicales donde, detrás de unas congas abandonadas, contemplaban el discurrir de la gente que llegaba a la tienda a manosear los instrumentos. Otra huida, esta vez con instrumentos robados, y la leyenda de Les Lupas comenzó a circular por los bajos fondos de la ciudad.
Ahí se definieron quienes se ocuparían de cada instrumento.

Elvis Oho se encargaría de farfullar, en un irreconocible idioma, las letras de las ¿canciones? De este experimento fallido, creado a partir del sudor encontrado en unos calzoncillos del difunto Presley, atrona con su guitarra los desdichados tímpanos del personal. Lupita Yeyé también atrona con la guitarra. Este clon fallido de Joan Jett, extraído de una uña de la hombruna guitarrista, se quedó un poco corta por falta de material.

Cosa que no pasó con Mora-Tones, creada a partir de un vello púbico de Poison Ivy, aunque con las facultades mermadas por una hipermetropía galopante, alumbra con un par de RussMeyerinos faroles el camino de la banda.

Y, por último, Katarata Shan, el batería creado a partir de un moco de Lennon, un gargajo de Arguiñano y una gota de semen del sobrino de Jackie Chan, con lo cual, está dicho todo..

A ritmo de Punk, surf de río y rocanrol ye yé martirizan a todo aquel que ose cruzarse en su camino, con cantinelas a base de Bisbal, odas a Titín III, versiones de Cruz Calahorrano y Rosarillo y amenazas nada veladas a los bakaletas y tuneros.

Fuente: el Blog del Bicho

Ayúdanos a difundir esta banda: