loszapa

Los Zapa

Como todo en esta vida, viene precedido de un pasado y nosotros no somos una excepción. Antes de hablar de Los Zapa es imprescindible hablar de Zapatrús y allá vamos.

Zapatrús nace en el interior del Txumarro allá por 1997, cuando comenzó a gestar la idea de hacer un grupo para sobrellevar esas aburridas tardes de domingo. Para ello contó con su inseparable amigo Tristón. Pronto se subirían a este barco algunos compañeros de café en el Pub Locoss, Sixto y Ernesto, además del tío más punki de Aldeanueva de Ebro, su entonces cuñado, Toño.

Comienzan su andadura dando pequeños conciertos hasta 1999, año en que graban su maqueta “Sujetáos los empastes”, de la cual se venden 1.000 copias en apenas dos meses. La maqueta técnicamente no es de gran calidad, pero sus seguidores ya pueden percibir ese duende que siempre esconden las letras del Txumarro; acompañado por esa banda, que sin tener ni puta idea de solfeo, aprendieron a arrancar sonidos a sus instrumentos Poco a poco se fueron dando a conocer por toda La Rioja y la Ribera Navarra.

Hasta el año 2000 siguen dando conciertos para ayuntamientos, bares y promotores; pero ese año, dejarían de tocar en directo por acabar un poco cansados de estar de aquí para allá sin un horizonte claro.

Tras más de dos años componiendo temas poco a poco y de ir cogiendo las ganas del directo, Zapatrús resurge a finales del año 2003. En este periodo sin actuaciones en directo, hubo cambio de bajista: el Kartero, sustituye a Toño, que había sido padre y andaba atendiendo sus obligaciones familiares. Así volvieron los ensayos serios, la introducción de nuevos temas en el repertorio, y resurgió el espíritu Zapatrús.

El 2004 fue un año de muchísimos conciertos por todos lados. Quizás uno de los más especiales fuera el 18 de septiembre junto Fito&Fitipaldis en Arnedo ante casi 5.000 espectadores. Para la promo de este concierto se grabó uno de sus nuevos temas titulado “Voy a sentirme mejor”, al igual que la 1ª maqueta “Sujetáos los empastes”, en el local de los colegas Butatrash de Quel (La Rioja). Este mismo año entraron a los estudios de grabación Noboo en Tudela para hacer su segundo intento “Sudando Tinto” tan solo siete temas para conseguir la calidad de un disco o al menos ese fue el trato, pero salió rana…

Siguen los años 2005 y 2006 con un montón de bolos principalmente por Navarra y La Rioja, además de incontables festivales por todo el norte. Cabe destacar el mítico ALFAROCK donde siempre jugaron en casa.

Y así llegó 2007 donde ya se podía ver el nivel alcanzado en directo por Zapatrús , tanto por los muchos seguidores que les apoyaban, como por los grupos con los que compartían escenario. Si hay que nombrar un grupo que haya marcado a Zapatrús, este sería Piperrak. Más concretamente su líder Josetxu. Se podría decir que cuando se cruzaron los caminos de Txumarro y Josetxu, surgió el flechazo.

Durante el pegajoso verano del 2007 grabaron su ultimo fracaso “De Tripas Rockanroll” en el estudio de grabación Track 6 con Dan Díez a los mandos, en el Cortijo (Logroño)…Josetxu (Piperrak), Txinin (Silencio Absoluto) y Poncho-K pusieron la guinda con sus colaboraciones en este disco.

Los siguientes 4 años, entre 2008 y 2011, fueron un montón de conciertos y festivales en los que Zapatrús fue asentando su lugar privilegiado en la escena rock de la ribera. También hubo bastantes bolos por Euskadi, Burgos, Aragón, Cataluña y Madrid.

Hasta que llegó el 2 de julio de 2011 en la plaza de toros de Calahorra. Ese fue el último concierto de Zapatrús. Sin saberlo ni ellos. Sin tener nada previsto. Cuando tenían temas para grabar un nuevo disco, de repente, decidieron dejar de tocar. Después de quince años (que se dice pronto) de grandes momentos, decidieron hacer un parón indefinido por motivos varios, principalmente por atender otras prioridades que resultaban más importantes y sobre todo porque se había acabado algo que ni ellos mismos sabían explicar pero que es lo que hace que las cosas funcionen.

Cinco años después, durante 2016 Txumarro decide volver a poner en marcha el carro de los Zapatrús, ahora con otro nombre Los Zapa y otra fromación. De él se bajan Tristón, Sixto y Ernesto, y continúa de copiloto el incombustible Kartero ahora a la guitarra rítmica. Retoma las cuatro cuerdas Toño, bajista original de la banda y llega savia nueva de la mano de Dani como guitarra solista y Asier a la batería.

“Cuando un tío está en la cárcel, y si no sale de la cárcel, por lo menos sale la voz, que la voz no hay quien la pare, ni rejas ni paredes”

Para las canciones paridas desde el corazón del Txumarro y el Kartero no hay cárcel que las oprima, porque mientras no se rompa la voz, mientras nos quede un corazón y algo de aire en los pulmones seguiremos cantándolas y sintiéndolas con todos los que quieran acompañarnos en esta nueva etapa.

Ayúdanos a difundir esta banda: