Randall

Randall

En ese 1991 en el que grababan Hekate surgían Randall, con grandes influencias del rock urbano del momento, pero con más desarrollos guitarreros del jovencísimo Dani Hernández. Como quinteto se presentaron en varios conciertos, como el 13 de septiembre de 1991 en el Trinquete de Alfaro junto a Hekate y los calagurritanos La Cruz o en la Discoteca Crepúsculo el 23 de noviembre abriendo para Hekate y Sátira. Eran los años del Colectivo CamaRock, empeñado en dinamizar la movida musical alfareña.

Pronto se estabilizaron como cuarteto: Jesús Gonzalo a la guitarra y voz, Dani Hernández a la guitarra, Carlos Revilla al bajo y voz y Antonio López a la batería-. Su popularidad creció como la espuma, como demostró el concierto del 19 de agosto de 1992 abriendo para Su Ta Gar en la plaza Cervantes de Alfaro. Unos meses después, en octubre de 1992, entraban a grabar en los estudios Kiko’s de Zaragoza su maqueta homónima: ‘Que no te enteras’, ‘Cuentos de rock’, ‘Por un trozo de pan’, ‘Entre mi espada y la pared’, ‘Falsos rumores’ y ‘Ley de leyes’.

El 6 de marzo de 1993 presentaron la maqueta en una abarrotada Crepúsculo, en un concierto sudoroso. Las mil copias se vendieron rápidamente por toda la ribera y llegó a tener una espléndida crítica en la revista especializada Heavy-Rock. Del mismo modo, circulaban las grabaciones de sus conciertos con otros temazos como ‘Resignado al tiempo’, ‘Sentimientos sin valor’, ‘Arte y arena’, ‘Viejo caballero’…

Se patearon cientos de kilómetros, haciendo decenas de conciertos. Pero llegó la mili –fue emotivo el concierto despedida de Jesús en el Aster-, los quehaceres y escasearon las oportunidades. El 21 de octubre de 1995 abrían junto a los catones Edelweyss a LEIZE en la Crepúsculo, en uno de sus últimos conciertos.

Han pasado muchos años, pero nadie los ha olvidado. Hoy, me sigue estremeciendo entrar al pub Dolby, garito obligado en Alfaro, que Jaime pinche a Hekate o Randall y todos los presentes dejen sus conversaciones para corear con devoción sus canciones.

Fuente: Texto de Ernesto Pascual para el blog Metal Pesado

Ayúdanos a difundir esta banda: