destacada

Lola Rodríguez Aragón

Rodríguez Aragón, María de los Dolores Sofía. Lola. Logroño (La Rioja), 29.IX.1910 – Pamplona (Navarra), 30.IV.1984. Soprano, profesora de Canto.

Nacida en Logroño, su familia se trasladó en 1918 a Cádiz, de donde provenía su padre y donde comenzó sus estudios de Solfeo y Piano en la Real Academia Santa Cecilia, donde obtuvo el Primer Premio Extraordinario fin de carrera de Solfeo. Nuevamente su familia se trasladó a Zaragoza (1921) y La Coruña (1925), ciudad ésta donde comenzó a estudiar canto con Bibiana Pérez, de quien aprendió la técnica antigua española y debutó en 1927 en el Teatro Rosalía de Castro de La Coruña. Tras una definitiva mudanza a Madrid en 1928 Dolores (Lola) conoció a Joaquín Turina en 1930, convirtiéndose en una especialista en la música del sevillano y siendo dedicataria de varias obras de él.

Estudió Armonía y Composición con Turina, Piano con José Cubiles y Canto con Ida Gobbato. Sus primeros conciertos se celebraron en La Coruña (1932) y en Madrid (1933). Por consejo de Turina se desplazó a París para perfeccionar estudios de Canto con Claire Croiza y con Anna El Tour entre 1934 y 1935, y a Garmisch Partenkirchen (Baviera, Alemania) con Elisabeth Schumann, quien influyó decisivamente en su estilo y técnica de Lied y ópera alemana. En 1934 debutó con gran éxito en París y en Madrid con Canto a Sevilla de Joaquín Turina, con la Orquesta Sinfónica de Madrid dirigida por Fernández Arbós y posteriormente en un recital de música española con Turina y Joaquín Nin al piano, estrenando Tres poemas, obra del primero dedicada a Lola Rodríguez Aragón.

Tras el paréntesis de la Guerra Civil Española, tras pasar por Marsella, Logroño y La Coruña, inició su nueva faceta como docente en octubre de 1939, en el Real Conservatorio de Música de Madrid, obteniendo la Cátedra de Canto de Salón en diciembre de 1944. Se convirtió en destinataria de numerosas composiciones españolas contemporáneas (Joaquín Rodrigo, Ernesto Halffter, Eduardo Toldrá o Jesús Guridi), promovió y estrenó música española y mantuvo su faceta de intérprete y difusora de los repertorios liederísticos y de ópera, hasta entonces infrecuentes en España. De sus éxitos en el mundo de la ópera surgió en 1945 la temporada oficial de Ópera en el Teatro María Guerrero de Madrid, dirigiéndola y actuando en muchas de sus representaciones en sucesivas convocatorias y presentando a sus alumnas más destacadas.

En 1946 grabó para la discográfica Columbia en Madrid obras de Turina con el compositor al piano.

Tras las muerte de Manuel de Falla en 1946 giró por toda España junto con José Cubiles (piano) y el compositor Ernesto Halffter, entre otros, realizando homenajes al maestro gaditano. Igualmente lo hizo con su amigo y mentor Joaquín Turina en 1949.

Ese mismo año creó junto con Roberto Pla los Cantores Clásicos que en 1952 se convirtió en el Coro de Radio Nacional de España y en 1965 en Coro de Radio Televisión Española. Continuó cantando en escenarios hasta 1955 y a partir de aquí se centró en conciertos con sus alumnos (Teresa Berganza, Isabel Penagos, Inés Rivadeneira, Teresa Tourné, Trinidad Paniagua, Cecilia Kunie Imai, Gerardo Monreal, Julián Molina o el Coro de su clase de canto que colabora con la Orquesta Nacional), como jurado o como profesora en certámenes internacionales (Scheveningen, Toulouse, Tokyo, Oxford, Buenos Aires, Vila Real —Portugal—, París) y sobre todo, a partir de 1958, como empresaria teatral. Se inició como tal en el Teatro de la Zarzuela durante dos temporadas, para posteriormente asociarse con José Tamayo. Organizó en 1964 el Primer Festival de la Ópera en Madrid, siendo también responsable de la dirección artística en los Festivales de Amigos de la Ópera de La Coruña y en los de Vigo. Además, creó proyectos de coros de apoyo a la Orquesta Nacional, como el Coro Nacional (1961), el Coro del Teatro Real (1967) o el Cuarteto de Madrigalistas de Madrid (1965), para la difusión de la música vocal renacentista española y europea.

En 1970 consiguió hacer realidad el proyecto de la Escuela Superior de Canto de Madrid de la que fue directora hasta su jubilación en 1980. El Coro de esta escuela, dirigido por Lola hasta 1980, se presentó en el Teatro Real en 1971 y a partir de aquí se realizaron colaboraciones con el Teatro Real, para la representación de las óperas para la juventud, con gran éxito de asistencia, y con la Orquesta Nacional de España denominándose Coro Nacional de España a partir de 1973.

Ha recibido premios como el Premio de Interpretación del Sindicato Nacional del Espectáculo junto a Joaquín Turina y Eduardo Toldrá (1941), el Lazo de Isabel la Católica (1964), ha sido nombrada miembro titular del Instituto de Cultura Hispánica (1980) y directora honorífica de la Escuela Superior de Canto de Madrid (1980).

Fallece el 30 de abril de 1984 en la Clínica Universitaria de Pamplona y es enterrada en Madrid tras honores en la Escuela Superior de Canto de Madrid y por parte de su querido Coro Nacional de España.

Bibl.: E. Casares Rodicio, “Rodríguez Aragón, Lola”, en E. Casares Rodicio (dir. y coord.), Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, vol. IX, Madrid, Sociedad General de Autores y Editores, 2002, pág. 284; A. Higueras, Lola Rodríguez Aragón. Crónica de una vida (1910-1984), Madrid, Higueras Arte, 2004; M. A., “Gran cantante, profesora y logroñesa”, en Diario La Rioja, 30 de septiembre de 2005.

Fuente: Carlos Blanco Ruiz

Ayúdanos a difundir esta banda: