papa-goriot

Papá Goriot

Nombre. Papá Goriot. Eligieron este nombre tan literario, pues evoca a una de las novelas de Honorato de Balzac, «para salirnos de esos nombres de entonces como Los Rayos o Las Zebras y por su eofonía».

Fundación. En Nájera, en el año 1977, y estuvieron tocando hasta 1982, en que cada cual tomó su camino profesional.

Estilo. Además de sus propias creaciones, interpretaban temas de baile y versiones de The Beatles, Pink Floyd o Jimi Hendrix, entre otros.

Fundadores. Juan Jesús Aranzubía, Jesús Prado, Juan Antonio Hermosilla, Ángel Rubio y Luis Aranzubía. En la fotografía superior, de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

En su momento fueron uno de los grupos riojanos con más éxito, sobre todo si se mide por el número de actuaciones que realizaban cada verano y durante el resto del año, y colgaron los instrumentos por lo que suele suceder a menudo, sus miembros llegaron a una edad en la que tuvieron que optar por la vida profesional de cada cual o por seguir con la música, y en este caso optaron por lo primero y la banda dejó de tocar.

Así, en síntesis, es como lo explica Luis Aranzubía, guitarra, cantante y compositor del grupo Papá Goriot, fundado en Nájera en 1977 y que ha programado su reaparición para el próximo día 11, a partir de las 22.00 horas, en la sala Doga, con un fin sentimental de primer orden, rendir homenaje a uno de sus fundadores, guitarra y batería del grupo, Juan Jesús Aranzubía Prado, fallecido el pasado mayo cuando aún le quedaba mucho por vivir, no en vano solo contaba 50 años.

Luis Aranzubía, primo del fallecido y también fundador del grupo, señalaba que la idea del homenaje surgió «raíz de su fallecimiento, porque el grupo queríamos retomar un poco la vuelta a los escenarios, porque siempre lo añoras, y qué mejor que hacerlo para recordar a Juan Jesús».

Con ello no solo pretenden recordar la figura del desaparecido, «que, además de haber sido uno de los fundadores que tocó la guitarra con nosotros y cuando hizo falta se tuvo que poner a la batería, era, por encima de todo, un buen amigo para todos», sino que, además, «queremos recordar un poquito el origen de Papá Goriot, y su evolución en los cinco años en los que estuvimos tocando, en los que pasamos de los cinco fundadores a estar hasta diez músicos sobre el escenario».

«Dejamos de tocar pero la amistad sigue intacta e incluso se ha incrementado», explica Luis, que rememora que el nacimiento del grupo tuvo su raíz en «tratar de dar salida a nuestra propia música, porque yo entonces escribía muchas canciones, y al mismo tiempo los combinábamos con la música de baile, que era lo que en aquel momento daba un poco de dinero».

Ese cierto eclecticismo musical, ya que a todo ello le sumaban versiones de The Beatles, Pink Floyd o Jimi Hendrix, entre otros, fue también «lo que nos procuró cierto éxito, ya que los jóvenes de los pueblos nos reclamaban», aunque nunca tuvieron la vista puesta en la profesionalidad, «no, nunca tuvimos como meta vivir del grupo, cada cual tenía su futuro».

Ahora, como si de unos profesionales se tratase, llevan muchas horas de ensayo, con la aportación de los invitados que se han sumado al proyecto, y todos esperan «que acuda mucha gente y que lo pasemos muy bien en memoria de un inolvidable amigo», concluye Luis.

Fuente: El Correo

Ayúdanos a difundir esta banda: